domingo, 15 de noviembre de 2009

CORONILLA DE SAN MIGUEL

La Coronilla de San Miguel, o Rosario de los Ángeles, es una oración basada en nueve salutaciones a San Miguel y a cada uno de los nueve coros celestiales. Fue instituída por San Miguel en persona y revelada a la Sierva de Dios Antonia de Astónac en 1750. La coronilla es la principal devoción de la Legión de San Miguel, cuyos miembros tienen cómo principal devoción su rezo diario.

La Coronilla se reza con una intención principal, común a todos los Legionarios y permanenete: La protección de la Iglesia de sus enemigos, tanto de los exteriores cómode los internos. Además se añadirá una intención especial, variable conforme a las necesidades temporales de la Iglesia (Que será mensual y se comunicará a los legionarios por correo electrónico). Todo esto no excluye ninguna intención personal que quiera añadir cada legionario individualmente.

Coronilla

La coronilla de San Miguel se reza de la siguiente forma:


En el nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo.

Dios mío, ven en mi auxilio,
Señor, date prisa en socorrerme.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

I
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Serafines, infunde en nuestro alma la llama de la Caridad Perfecta. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

II

Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Querubines, dígnate darnos tu gracia para que cada día aborrezcamos más el pecado y corramos con mayor decisión por el camino de la santidad. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

III
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Tronos, derrama en nuestras almas el espíritu de la verdadera humildad. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.


IV
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Dominaciones, danos señorío sobre nuestros sentidos de modo que no nos dejemos dominar por las malas inclinaciones. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

V
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Principados, infunde en nuestro interior el espíritu de obediencia. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

VI
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Potestades, dígnate proteger nuestras almas contra las asechanzas y tentaciones del Demonio. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

VII
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Virtudes, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

VIII
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Arcángeles, concédenos el don de la perseverancia final en la fe y buenas obras, de modo que podamos llegar a la gloria del paraíso. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.

IX
Todopoderoso y eterno Dios, por la intercesión de San Miguel Arcángel y del coro celestial de los Ángeles, dígnate darnos la gracia de que nos custodien durante ésta vida mortal y luego nos conduzcan al paraíso. Amén.

Padre Nuestro y tres Ave Marías.




Padre Nuestro en honor a San Miguel.
Padre Nuestro en honor a San Gabriel.
Padre Nuestro en honor a San Rafael.
Padre Nuestro en honor a tu Ángel Custodio.

Glorioso San Miguel, caudillo y príncipe de los ejércitos celestiales, fiel custodio de las almas, vencedor de los espíritus rebeldes, familiar de la casa de Dios, admirable guía después de Jesucristo, de sobrehumana excelencia y virtud, dígnate librar de todo mal a cuantos confiadamente recurrimos a tí, y haz que mediante tu incomparable protección adelantemos todos los días en el santo servicio de Dios.


V. Ruega por nosotros, glorioso San Miguel, príncipe de la Iglesia de Jesucristo.

R. Para que seamos dignos de alcanzar sus promesas.

Oremos. Todopoderoso y Eterno Dios, que por un prodigio de tu bondad y misericordia a favor de la común salvación de los hombres escogiste por príncipe de tu Iglesia al Gloriosísimo Arcángel San Miguel, te suplicamos nos hagas dignos de ser librados por su poderosa protección de todos nuestros enemigos, de modo que en la hora de la muerte ninguno de ellos logre perturbarnos, y podamos ser por él mismo introducidos en la mansión celestial para contemplar eternamente tu augusta y divina Majestad. Por los méritos de Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

Tras el rezo de la Coronilla es tradición añadir a continuación una oración a la Vírgen (Salve, Reina de los cielos...) Nosotros vamos a poner a continuación el Reina de los Ángeles:

¡Oh, Augusta Reina de los cielos y Señora de los ángeles!

Pues habéis recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de la Serpiente infernal; dignaos escuchar benigna las súplicas que humíldemente os dirigimos; enviad las santas legiones para que, bajo vuestras órdenes, combatan a los demonios, donde quiera repriman su audacia y los persigan hasta precipitarlos al abismo.

¿Quien cómo Dios?
Santos Ángeles y Arcángeles, defendednos y guardadnos. ¡Oh, buena y tierna Madre! Vos seréis siempre nuestro amor y nuestra esperanza. ¡Oh, divina madre! Enviad los santos ángeles para defendernos y rechazar lejos al Demonio, nuestro mortal enemigo.

Amén.


Rezarla por completo no lleva más de 20 nminutos, y puede hacerse perfectamente en el transporte público, paseando, yendo al trabajo o a la universidad, antes de acostarse... Tiene la ventaja de que no requiere tanta concentración como el rosario debido a que no hay misterios que meditar, auqnue se recomienda fuertemente no apartar la mente de las cosas santas durante la oración, prestando atención a lo que se reza.

En caso de un olvido o la imposibilidad de rezarla un día concreto se recomienda rezar dos veces al día siguiente, de manera que se compense. Si tambien resulta imposible hacer esto se pueden rezar 13 exorcismos de San Miguel a cambio (9 por cada coro y los otros 4 por San Miguel, San Gabriel, San Rafael y el Ángel Custodio), a ser posible en una iglesia o capilla.

Se recuerda a todos que esta devoción no obliga bajo pecado y que la falta esporádica por causas de fuerza mayor es comprensible, sin embargo se trata de la devoción principal de la Legión y se recomienda encarecidamente constancia y perseverancia con la misma.

Oraciones

Transcribo aquí a continuación el Padre Nuestro y el Ave María, para aquellos que deseén tenerlos enfrente o los necesiten:

Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu Reino.
Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día,
perdona nuestras ofensas cómo también nosotros
perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación,
más líbranos del mal. Amén.


Ave María, Llena eres de Gracia,
el Señor es contigo.
Bendita tu eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

8 comentarios:

RICARDO dijo...

ESTOY PIDIENDO AYUDA DVINA, ACUDO AL ARCANGEL SAN rAFAEL, PARA VER SI MEJORA UNA HERMANA MIA CON ALZEIMER AVANZADO, Y YO CONSIGO REDUCIR MI CINTURA Y LOS 16 KGS. QUE HE AUMENTADO, POR UN ERROR MEDICO

Sancte_Michaele dijo...

Cuenta con nuestras oraciones. Esperemos que, tanto tú como tu hermana, mejoréis pronto.

Un saludo en Cristo.

facha dijo...

yo les estoy pidiendo por defensa y bueno una pension que tiene que salir para mi mamà y un mejor trabajo para ahora estoy desocupado,de alguna manera me las voy a rebuscar pero quisiera si es posible que me den una mano para salir adelante

un saludo en cristo :)

José dijo...

Hola una consulta resulta ser que tengo la Rosario de la coronilla, pero me falta 2 bolillitas, igual cuenta llevarla colgada del cuello, o devo de adquirir otra nueva.

Sancte_Michaele dijo...

Las cuentas son sólo para facilitarte el rezo de la coronilla y no son necesarias. El llevarla al cuello o encima es igual que si llevases una medalla de San Miguel, por sí mismo no tiene poder, pero nos recuerda la intercesión de los santos y el poder de Dios.

Un saludo.

Niamh dijo...

Buenas tardes: os quería preguntar dónde puedo adquirir en Madrid un rosario-coronilla de San Miguel. Muchas gracias

Miguel dijo...

Buenas, yo tambien estoy interesado en adquirirla en Madrid pero no se cual de los sitios que conozco pueda tenerla, nunc la vi en las tiendas religiosas del centro. Os agradeceria que pudieseis guiarme

Sancte_Michaele dijo...

Entre la Puerta del Sol y la Plaza Mayor hay varias tiendas especializadas en artículos religiosos (de hecho hay una calle que tiene tres o cuatro). No recuerdo exactamente el lugar, pero en cualquiera de ellas podreís adquirirla. Cuando yo fui costaban alrededor de 12 euros.

También existe la posibilidad de pedirla por internet, en tiendas generalistas (eBay o Ámazon) o en tiendas dedicadas, como esta: http://www.sanmichelearcangelo.com

Un saludo.