martes, 17 de noviembre de 2009

PROMESAS DE SAN MIGUEL

Un día San Miguel Arcángel apareció a la devota Sierva de Dios Antonia De Astónac en 1750. San Miguel le dijo a lareligiosa que deseaba ser honrado mediante la recitación del Rosario de los Ángeles. Realmente sabemos (nosotros, pues hay una biografía publicada) muy poco sobre Antonia; tan sólo que fue una religiosa carmelita que no ha llegado a ser beatificada (Siervo de Dios es el grado anterior a venerable). Sin embargo la Coronilla y las promesas que la enriquecen fueron aprobadas por el papa Pío IX y bendecida con abundantes indulgencias.

Promesas

Las promesas que San Miguel hizo a la Sierva de Dios fueron las siguientes: A los que practiquen ésta devoción en su honor (El rezo de la coronilla), les promete Grandes bendiciones, entre ellas enviar un ángel de cada coro celestial para acompañar a los devotos a la hora de la Santa Comunión. Además, a aquellos que recen la Coronilla todos los días les asegura que disfrutaran de su asistencia continua (durante ésta vida y después de la muerte). Por último promete que serán acompañados de todos los ángeles y que, tras la muerte, él y todos sus seres queridos, parientes y familiares, serán librados del purgatorio.

Magníficas promesas dignas del Príncipe y General de las Milicias Celestiales. Aquellos que recen la Coronilla todos los días disfrutarán de su asistencia continua, y eso es algo que nos ha de llenar de honor y confianza, pues no hay nadie más adecuado que él para vencer al Demonio.

La promesa de San Miguel sobre el purgatorio es otra promesa generosísima, donde nos garantiza (en caso de morir en estado de gracia) que tanto nosotros, como nuestros parientes y seres queridos, serán liberados del fuego purificador y de la amarga espera.

La escolta de nueve espíritus (uno de cada coro celestial) durante la Santa Comunión, que es el momento más importante de nuestra vida cristiana (pues en el entramos en verdadera y auténtica comunión con Cristo, nuestro Señor y Salvador) mediante la cual San Miguel quiere asegurarnos las gracia de todos los coros angelicales por nuestra perseverancia.

Indulgencias

El Papa Pío IX confirmó la Coronilla de San Miguel y la enriqueció con abundantes indulgencias (Remisión de las penas de los pecados ya perdonados), estas son:
- Indulgencia parcial a quien rece la Coronilla con el corazón contrito.

- Indulgencia parcial a quien cada día llevare consigo la corona o besaren la medalla de los Santos Ángeles que de ella cuelga.

- Indulgencia Plenaria, una vez al mes, a aquellos que la rezaren diariamente, el día que escogieren, verdaderamente contritos, confesados y comulgados, y rogando por las intenciones de Su Santidad.

- Indulgencia plenaria, con las mismas condiciones - contritos, confesados, comulgados y habiendo rezado por las intenciones de Su Santidad y la Coronilla- en las fiestas de:
a) La aparición de San Miguel Arcángel (8 de mayo).
b) La dedicación de San Miguel Arcángel (29 de Septiembre).
c) La fiesta de los Santos ángeles custodios (2 de octubre).

No hay comentarios: